LA LOGICA DE LA INVESTIGACION CIENTIFICA

*
citado por wallpapersidea.com
*
afines en wallpapersidea.com
*

archivos dy también cardiología de México

versión On-line ISSN 1665-1731versión impresa ISSN 1405-9940

Arch. Cardiol. Méx. vol.86 no.2 ciudad dy también México abr./jun. 2016

https://doi.wallpapersidea.com/10.1016/j.acmx.2016.01.006

Se considera como un rasgo esencial dy también las ciencias médicas, el planteamiento de preguntas específicas a la naturaleza a través de experimentos, El interés actual no es tanto el de determinar el principio esencial subyacenty también que vincula a los diversos fenómenos, cuanto las regularidades en los detalles1. Así, los dominios de la biología se abordan a partir no de leyes generales, sino más bien de propósitos particulares, o sea de las contestaciones que ofrece la naturaleza a preguntas específicas. Este hecho sy también refleja en el desmembramiento actual dy también disciplinas madres en un sin número de subespecialidades hijas. Además, sy también ha impuesto el término de quy también los datos conseguidos en un experimento, sobry también los cuales fincamos nuestras edificaciones científicas, nunca tienen un valor absoluto2. Tal aserto, en la epistemología de hoy, ha sorate afianzado por Karl Popper3, y por quienes se han inspirado en él. De hecho, la auténtica epistemología, en palabras de Heidegger4, correspondy también a un círculo establecido entre el saber y la ciencia. En su espíritu, el saber no es la ciencia en el notado moderno, sino más bien la memoria del Ser o dy también la verdad. A su vez, el pensamiento es el poema dy también la verdad del Ser en el diálogo histórico de quienes piensan.

Tu lees esto: La logica de la investigacion cientifica

Los datos experimentales no son hechos puros, sino más bien interpretados en el seno de un contexto hermenéutico. Por lo tanto, la experimentación no eximy también dy también pensar a fin de que sea a nivel científico significativa5. Al examinar y describir un fenómeno, no sy también puedy también quitar por completo la influencia del sistema experimental y de los métodos dy también registro. Se saby también quy también es frecuente la interacción del procedimiento dy también análisis y la manifestación del fenómeno. Resulta fundamental, pues, la importancia dy también la metodología en la interrogación quy también sy también dirigy también a la naturaleza. Ya había aseverado Kant6, que el procedimiento es lo principal en el camino dy también la ciencia. En la época nuestra, Heidegger ha añadloco otra valiosa reflexión7: "Todo el poder de la ciencia reside en el método. Cualquier tema halla su propio lugar en la metodología" ¿Qué entendemos por metodología? Esto ya se preguntaba ya antes dy también Platón8. Hablaba Parménides de odós (vía), pero no de método. Y más tarde, para Descartes, el procedimiento es el mismo pensamiento in sy también conversum. Baruch Spinoza lo consideró como cognitio reflexiva: conocimiento reflejado en sí mismo. Los fundamentos dy también la ciencia moderna consisten, al parecer, en un retorno en sí de la idea del método9.

"Ir a las cosas mismas" es una nueva formulación del antiguo principio dy también la autonomía de la razón, merced al como se establecieron la filosofía y la ciencia10. La técnica dominante en la investigación biológica moderna estriba en el término dy también quy también el ser vivo constituyy también un todo. En biología, lo real es el todo, de manera análoga a la quy también sy también sigue en física, donde se considera a lo real como la totalidad. En el sector de las ciencias biológicas, no puedy también decirse qué es un fenómeno sin ya antes haberlo colocado dentro de una relación: existencia de una capacidad (de ver, oir, etc.), y también intentado de conocer el porqué dy también cuanto se observa. No es útil para la ciencia reducir a conceptos aislados la unidad misteriosa de lo real, captado por nosotros en la triply también distinción dy también totalidad, todo y unidad. Según el Estagirita, lo real, quy también nos pony también en conexión con todo el ente, es el noũs (intelecto).

No debe olvidarsy también quy también el quehacer científico lleva al conocimiento no del Ser, sino dy también un campo determinado del ente: "toda ciencia es particular" (Hamburger)11. Podríamos decir que la ciencia vuelve a ser hoy lo que fueron inicialmente las ciencias para Platón y Aristóteles: filosofías especiales. Tales fueron asimismo para Descartes, Leibniz y Newton, para quienes las cuestiones científicas apuntaban cara principia philosophica. Para Kant esse est concipi, i.e. Ser consiste en ser concebido: se trata del ser dy también las ciencias. Solo el idealismo alemán poskantiano rompió el círculo entry también la filosofía y las ciencias.

pero el efecto esencial es la significación dy también la ciencia para el hombre. El sentido dy también la historia universal de la ciencia anima cuestiones ligadas esencialmente al inconveniente del hombre y de su destino12. De ahí que no debe perderse dy también vista el aserto de Aristóteles: "La filosofía está dirigida a lo quy también es y a lo que correspondy también siendo por sí mismo" (Metafísica. Libro gama. 1:1003-1021).


Métodos dy también inferencia

Puedy también considerarse como padry también de la filosofía de la ciencia al pensador inglés David Hume, quién rechazó de forma directa el valor objetivo de la inducción. Aun cuando las premisas dy también esty también personaje son verdaderas, la conclusión no es aceptable. En apoyo a tal observación, él mencionaba entre otros hechos que si bien todos y cada uno de los cuervos existentes en el mundo son negros, no sy también puede afirmar quy también todos y cada uno de los cuervos existentes tengan que ser negros. Dicho de otra manera, la pura inducción no tieny también una justificación lógica. Dy también tal conclusión, se desprende la meditación kantiana y toda la filosofía pre-moderna dy también las ciencias.

según Karl Popper, siempry también razonamos dy también manera deductiva. Su metodología negativa, debida a la insistencia unilateral y la refutabilidad dy también las teorías científicas, ly también opony también al positivismo lógico. El sueño dy también los partidarios dy también esta corriente dy también pensamiento era conciliar el papel que tienen la experiencia y la observación en las ciencias dy también la naturaleza con la existencia de modelos lógicos y matemáticos. Aunquy también fueron rechazados por haber descuidado las dimensiones históricas y sociológicas de la actividad científica, no dejaron de contribuir a establecer el fondo de la filosofía contemporánea de la ciencia, que ha sido fundada por la filosofía del lenguaje, evolución dy también una corriente del renombrado Círculo dy también Viena de 1934.

Parecy también quy también la metodología más provechosa deby también confirmarsy también con múltiples procedimientos como el método inductivo-deductivo propuesto en su tiempo por Galileo13, el dy también la probabilidad, el dy también la analogía, etc. Además de la inferencia probabilística, es conveniente tener en mente los métodos generales dy también inferencia propuestos en su tiempo por Aristóteles y otros: la inferencia por analogía, la por inducción y la por deducción, ambas efectuadas por medio de el razonamiento silogístico, complicado en las técnicas dy también su desarrollo pero de principio sencillo.


Bibliografía

1. Monod J. El saber y la necesidad (Trad.: Ferrer Lerín F). Barcelona: Tusquets Ed.; 1985. P. 113-117.

Ver más: Historia De La Marihuana En Colombia ¿Cómo Empezó Esta Historia?

< Links >

2. Agazzi E. Dimensiones históricas de la ciencia y su filosofía (Trad.: Waele A. De). Diógenes. 1985; 132: 59-78.< Links >

3. Popper K. La lógica dy también la investigación científica. Madrid: Ed. Tecnos; 1973. P. 27-47.< Links >

4. Heidegger M. Chemins qui ny también mènent nulle part. La parole d"Anaximandry también (Trad.: Brokmeier W). París: Ed. Gallimard; reimpresión 1987. P. 387-449.< Links >

5. Thom R. El procedimiento experimental: un procedimiento de la epistemología (¿y de los científicos?) En: Hamburger J. La filosofía dy también la ciencia el día de hoy (Trad.: Iturbe C, Martínez Urrea C). Urbe de México, D.F., México: Siglo XXI Ed.; 1989. P. 22.< Links >

6. Kant I. Dy también mundi sensibilis atquy también intelligibilis forma et principiis... 1770.< Links >

7. Heidegger M. Acheminement vers la parole. Le deploiement dy también la parole. II. Conférency también (Trad.: Fédier F). Paris: Ed. Gallimard; 1976. P. 162.< Links >

8. Beaufret J. Approchy también de Heidegger. Philosophiy también et science. Paris: Ed. De Minuit; 1974. P. 26-9.< Links >

9. Hegel G. Science dy también la logique. París: Ed. Aubier; 1812; p. 551.< Links >

10. Zirión A. La palabra dy también las cosas. Reflexiones sobry también el tema "A las cosas mismas". Actualidad de Husserl. (A. Zirión. Comp.). México, D.F.: coalición Editorial Mexicana; 1989. P. 89-123.< Links >

11. Hamburger J. Los límites del conocimiento (Trad.: Valles Lazo C). Ciudad de México, D.F.: FCE; 1986. P. 117-9.< Links >

12. Guerra R. Significación actual dy también la fenomenología. En: múltiples autores: Actualidad dy también Husserl (A: Zirión comp.). Urbe dy también México, D.F.: alianza Editorial Mexicana; 1989. P. 37-50.

Ver más: Discurso Sobre El Espiritu Positivo Resumen, Discurso Sobre El Espíritu Positivo

< Links >

13. Galilei G. Discorsi y también dimostrazioni intorno a due nuove scienzy también attinenti alla meccanica e ai movimenti locali. Leiden. 1638.< Links >