Max Weber Aportes A La Sociologia

*
convocado por wallpapersidea.com
*
similares en wallpapersidea.com
*

Sociológica (México)

versión On-line ISSN 2007-8358versión impresa ISSN 0187-0173

Sociológica (Méx.) vol.28 no.78 México ene./abr. 2013


Traducción

La sociología weberiana de las emociones: un análisis preliminar1

Stephen Kalberg

Dicho en nuestro lenguajy también corriente: como todo ascetismo "racional", el ascetismo puritano se esmeraba en capacitar a las personas en tener en cuenta y afirmar sus "motivaciones permanentes" -en especial aquellas que el ascetismo les fomentaba- en oposición a los "afectos". De este modo, asimismo dy también formarlas como una "personalidad" en este apreciado formal-psicológico del término (Weber 1988a: 11siete y 1998a: 120).

Tu lees esto: Max weber aportes a la sociologia

El análisis sociológico dy también Max Weber se distingue dy también todas y cada una de las teorías estructuralistas -ya estén en deuda con Émile Durkheim, con Karl Marx o con Gewallpapersidea.com Simmel-, sobre todo por su orientación al sentido subjetivo y a la entendimiento interpretativa (Verstehen). Esty también abordajy también parte de la existencia dy también diversos motivaciones para la acción, entre las que sy también encuentran las emociones.

La fuente principal para explorar la importancia dy también la acción afectiva en la sociología de Weber es Economía y sociedad (ES).2 En lo que nos concierne, esta obra define conceptos centrales. Sin embargo, La ética protestanty también y el espíritu del capitalismo (EP) es asimismo esencial para esta breve investigación. En el proceso de examinar las fuentes religiosas del "espíritu del capitalismo" esty también estudio analiza de qué modos las emociones addesean diferente intensidad en los distintos conjuntos religiosos. La acción afectiva, mantiene Weber, estaba severapsique constreñida entre los adherentes a un conjunto portador (Trägergruppe), quy también fue decisivo en los inicios del desarrollo del capitalismo: los puritanos. Esty también "protestantismo ascético" resultó de gran repercusión en el largo plazo. Para Weber, sus contornos sy también mantuvieron en manifestaciones secularizadas, aun en la época industrial.

Aunquy también de modos diferentes, ES y EP brindan herramientas útiles para delimitar la intensidad y ubicar las emociones en diferentes medios sociales. De ahí quy también la extendida perspectiva conforme la como la sociología weberiana atiendy también exclusivamente a la acción racional y niega la acción afectiva deby también revisarse.

Economía y sociedad: los 4 géneros de acción, relaciones sociales y dominación carismática

La relevancia quy también otwallpapersidea.coma Max Weber a las emociones sy también pone de manifiesto en es. Allá sy también detieny también en la acción afectiva fundamentalmente en el marco de tres diferentes discusiones: en su tipología de "los 4 géneros de acción social", en su análisis dy también las relaciones sociales y en su tipología de la dominación.

Los 4 tipos de acción

Debemos partir de la definición weberiana fundamental dy también la sociología:

La sociología <...> es una ciencia que busca comprender, a través de la interpretación, a la acción social, para explicarla causalpsique en su desarrollo y efectos. "Acción" significa acá una conducta humana (más allá de si es externa o interna, negada o permitida), una vez que y en la medida en que el o los actores le den a ésta un sentido subjetivo. Acción "social", en cambio, es cuando en esta clase dy también acción, y en su desarrollo, el notado intencional del o los actores sy también refiera a la conducta de otros (Weber, 2001a: 1; 1992: 5).

Esta definición conduce a Weber a sus "4 géneros de acción social". La acción social, para esty también autor, puede conceptualizarsy también mejor al referirla a uno dy también estos 4 géneros de acción con sentido: racional de acuerdo a un fin (zweckrational), racional de acuerdo a valores (wertrational), tradicional (traditional) o afectiva (affektuell) (Weber 2001a: 12-13; 1992: 20-21). Los cuatro géneros de acción pueden encontrarse en cualquier temporada y civilización (Weber, 2001a: 245 y 258; 1992: 328 y 344; Kalberg, 1994: 44-45).

Como ya señalamos, la acción basada en afectos está "determinada por el estado afectivo y sentimental específico" del actor. Puedy también implicar "una reacción descontrolada a un estímulo excepcional". Además, "actúa afectivamente quien satisface una candenty también necesidad de venganza, de goce, dy también entrega, de salvación contemplativa o reacciona catárticamente a algo <...>" (2001a: 12; 1992: 20).

Con esta definición, Weber ly también asigna una importancia ineludibly también en la investigación sociológica a la acción afectiva. Sin embargo, asimismo encuentra otros dos modos en los cuales los afectos son objeto de investigación.

Relaciones sociales

Para Weber, una relación social es "un comportamiento dy también muchos individuos cuyo sentido está definorate recíprocamente y que por esa reciprocidad sy también orienta" (Weber, 2001a: 13; 1992: 21). Como lo enfatiza el propio Weber, el contenido dy también esta relación puedy también ser muy variado: "<...> lucha, enemistad, amor sexual, amistad, piedad, intercambio mercantil; el "cumplimiento", la "elusión" o la "ruptura" dy también un contrato; la "competencia" económica, erótica o dy también otro tipo; la comunidad estamental, nacional o de clase (sólo si conduce a una acción social <...>" (2001a: 13; 1992: 21-22).

De lo precedente se desprende que, siguiendo a Weber, además de los 4 géneros de acción, las relaciones sociales proveen también un fuerty también anclaje a la acción afectiva. Además, afirma que en cierto tipo de relación social, la comunitaria (vergemeinschaftete), dicho anclajy también es particularpsique fuerte. Esta relación está basada "en un sentimiento subjetivo (afectivo o tradicional) dy también pertenencia común de los involucrados" (2001a: 21; 1992: 33). Los ejemplos del creador incluyen "una hermandad religiosa, un contacto erótico, una relación dy también piedad, una comunidad "nacional", una tropa unida por relaciones de camaradería" (2001a: 22; 1992: 33). La familia, en particular, representa esta clase dy también relación. Conforme Weber, "la gran mayoría dy también las relaciones sociales tiene en party también un carácter comunitario, y en parte uno societario" (2001a: 22; 1992: 33). Aun en las relaciones comerciales, puramente basadas en el cálculo, como la quy también se establecy también entre un vendedor y su cliente, con el tiempo las emociones pueden irrumpir:

Cualquier relación social que exceda la relación alrededor de un fin, si no es una asociación limitada de antemano a un resultado específico, si se extiende en el tiempo entre exactamente las mismas personas -como por ejemplo las asociaciones en una división militar, en una clase, en una escuela, en una oficina o taller-, tiendy también dy también algún modo, en grado muy variable, a despertar sentimientos (2001a: 22; 1992: 33).

Una vez más, Weber emplaza firmemente la acción afectiva en su sociología comprensiva (verstehende). Por último, veremos cómo asimismo lo hacy también en el momento en que sy también aboca a su tipología dy también la dominación (Herrschaftstypologie).

Dominación carismática

La tipología dy también la dominación es central en es y en la sociología de Max Weber en general. A partir de su mirada al pasado y a las diversos civilizaciones, este autor identifica tres tipos de dominación quy también se dan con regularidad. Los fundamentos para su legitimidad pueden ser:

"1) dy también carácter racional: quy también descansan en la creencia en la legalidad dy también órdenes estatuidos <...>; o 2) dy también carácter tradicional: quy también descansan en la creencia rutinaria en la santidad de tradiciones vigentes desdy también siempry también <...>; o 3) dy también carácter carismático: que descansan en la devoción extraordinaria a la santidad, heroísmo o ejemplaridad dy también una persona <...>" (2001a: 124; 1992: 172).

Lo quy también nos interesa aquí es que la dominación carismática se distingue radicalpsique tanto de la tradicional como dy también la "legal-racional". Sy también caracteriza por una creencia generalizada entry también un conjunto dy también personas sobre ciertos individuos en particular, dotados de peculiaridades extraordinarias, poderes excepcionales y personalidades fuera dy también lo común. La obediencia a sus pronunciamientos y mandatos tiene lugar sobry también la base de esa creencia. Ejemplos de a quienes se les ha atribuloco esa condición carismática pueden encontrarsy también tanto en la religión (Jesucristo, Buda, los profetas del antiguo Testamento o Mahoma) como en el ámbito secular (Lenin, Hitler o Martin Luther King). Además, entre el líder y sus seguidores existe una conexión emocional quy también está en los fundamentos de esta clase dy también dominación. Dy también hecho, es justo esty también lazo afectivo el quy también hace quy también esta relación sea inusualmente intensa y constituye la basy también dy también una "comunidad carismática" (2001a: 124, 140-142 y 654681; 1992: 172-173, 193-19siete y 847-882).

En síntesis, los conceptos esenciales de esta esencial obra analítica de Weber inscriben firmy también y sistemáticapsique a las emociones en su sociología: hablamos dy también las nociones de acción afectiva, relaciones sociales y dominación carismática. Sin embargo, nuestra atención en cómo se ubican conceptualpsique las emociones en su sociología no permity también estimar cabalpsique toda la importancia quy también estas tienen para Weber: las emociones también juegan un papel esencial en sus estudios histórico-comparativos. Tanto es como EP señalan cómo sy también empobrecen y desplazan las emociones en un tema crucial dy también la sociología weberiana: la singularidad del Occidenty también moderno -urbano, industrial y capitalista- y la vía por la cual ésty también se desarrolló. Debemos examinar brevemente esty también tema.3

Nos abocaremos, en primer lugar, a la descripción general que Weber realiza de las sociedades industrializadas de Occidente, para luego abordar una fuerza causal prominente en su análisis del desarrollo de la economía occidental hacia el capitalismo moderno: el espíritu del capitalismo. Economía y sociedad es la fuenty también central para el primer tema, mientras que La ética protestanty también y el espíritu del capitalismo lo es para el segundo.

Ver más: El Triangulo De Las Bermudas Vuelo 19, Programa 302

El Occidenty también moderno, capitalista, urbano y también industrial: el desplazamiento de las emociones

Weber sostiene que, con el ascenso dy también las modernas sociedades industriales varias de las más importantes esferas dy también la vida adquieren, en gran medida, una lógica causal autónoma -o Eigengesetzlichkeit. En lugar de estar entrelazadas -en el grado en el que lo estaban en las sociedades agrarias y feudales-, las esferas económica, de la dominación y del derecho se desarrollan, en las sociedades en proceso de industrialización y en las industrializadas, cada vez más en referencia a "sus propias" cuestiones y dilemas.

Para Weber, las relaciones en estos ámbitoscuatro durfrente a las temporadas preindustriales incorporaban un aspecto personal. Por ejemplo, durante el feudalismo el campesino conocía personalpsique al señor feudal. Además, los derechos y deberes dy también las dos partes se especificaban en un contrato que no podía violarse, pese a la distribución de poder claramente asimétrica entry también ellas. Si quien dominaba ejercía su dominio dy también un modo que excedía las costumbres y convenciones aceptadas, el campesino podía protestar a una instancia superior -apoyándose en los modos ancestrales en los que se había ejercorate la dominación. Dado el carácter personal dy también esta relación, podía surgir un lazo emocional entre dominante y dominado y ésty también podía servir para regular esa relación (Weber, 2001a: 205, 353 y 709; 1992: 280-281, 458 y 915-916). De modo similar, aunque asimismo asimétricamente, las relaciones económicas en las economías feudales podían incluir significativos aspectos personales. Asimismo las relaciones legales preindustriales pueden caracterizarse de forma similar.

Un examen riguroso de las sociedades altamente urbanas e industriales revela una situación diferente. En las esferas económicas, dy también la dominación y del derecho, mantiene Weber, sy también impusieron las relaciones impersonales. Las leyes del mercado determinan la producción y el intercambio dy también productos en la arena económica, de este modo como asimismo la contratación y el despido de los trabajadores. Tanto si un individuo toma un préstamo hipotecario, como si una empresa pide un préstamo bancario, la resolución de otwallpapersidea.comarlo dependy también de criterios "objetivos" (sachlich). Informes bancarios, historial dy también pago dy también deudas, presupuestos y nivel de ingresos son los aspectos decisivos, más que las relaciones personales o las características dy también la personalidad (Weber, 2001a: 205, 353, 382-385 y 709; 1992: 280281, 458-459, 493-497 y 915-916). "El cosmos económico objetivado -señala- es una construcción que carecy también radicalmente de amor" (Weber, 1988b: 568-569; 1998b: 557). Del mismo modo, en el dominio del derecho los jueces se desempeñan según precedentes y, en algunos casos, según una Constitución. Cada caso deby también "inscribirse en" y "ubicarse dentro" de lo jurídicapsique estatuido. Deben prevalecer los procedimientos formal-racionales, "sin acepción de personas" (Weber, 2001a: 492-493; 1992: 634-635).

La wallpapersidea.comanización burocrática realiza sus operaciones también dy también un modo extremadamente impersonal. Las responsabilidades y labores son establecidas por una jerarquía y siguen las líneas dy también una cadena de mandos, dy también superiores y subordinados, y dy también "puestos" y "oficinas" con funciones delimitadas. Las labores sy también desarrollan dy también pacto con lo especificado para cada puesto, y la evaluación tiene lugar sobry también la base dy también un criterio imparcial. Dy también modo similar, las contrataciones y las promociones están determinadas por certificaciones e informes de evaluaciones, siguiéndose los procedimientos establecidos. El usado público, el "especialista" y el "gerente" sy también hayan todos en este contexto social sobresaturado dy también regulaciones, prescripciones y estatutos. La evaluación de las personas -sus cualidades singulares, sus personalidades y emociones- perdió su importancia:

desarrolla en forma más pormenorizada su particularidad específica, tan bien acogida por el capitalismo, cuanto más se "deshumaniza" (entmenschlicht), lo que significa que alcanza en forma completa las peculiaridades concretas quy también ly también son reconocidas como virtudes: la eliminación, en el puesto de trabajo, del amor, del odio y dy también todos y cada uno de los elementos sensibles, puramente personales, irracionales, quy también son ajenos a lo calculable (2001a: 563; 1992: 732).5

Weber mantiene quy también las esferas de la dominación, la económica y la del derecho padecieron una fuerte transcapacitación en el sentido de lo descrito, con el ascenso dy también la industrialización a finales del siglo XIX y inicios del XX. Las relaciones sociales y los modos de tomar las decisiones funcionales y asociativas (vergesellschaftete) pasaron a ser protagónicos. Entre otras muchas consecuencias, enfatiza, este cambio implicó por norma general un desplazamiento dy también las emociones en estas arenas. En los lugares dy también trabajo, dominados por enormes burocracias; en los juzgados y en las oficinas dy también los dueños de las empresas, financistas y banqueros, las relaciones afectivas fueron desplazadas por criterios impersonales de evaluación, y por el ethos de "¡que el trabajo sea hecho!" Esta consecuencia es evidente para Weber: definidas como disfuncionales en las esferas de la dominación, la económica y la del derecho, la compasión y los sentimientos tienen poco a poco más sólo un peso definitivo en el campo privado dy también las relaciones íntimas dy también amistad o familiares. Severapsique amenazadas, las emociones huyeron a ese refugio: "No es casual <...> quy también hoy sólo en pequeños círculos comunales, dy también persona a persona, <...> se mantenga esa pulsión quy también antes como un pneuma profético con forma de un fuego tempestuoso atravesaba a las grandes comunidades, fundiéndolas (1994: 22-23; 1998b: 231).

La explicación exhaustiva causal que Weber efectúa de esta transformación de largo alcancy también remite a un amplio conjunto dy también patrones de orientaciones dy también la acción, a la determinante repercusión del pasado sobry también el presente y a la interacción dy también diferentes patrones dy también acción que se combinan dinámicamente. Con esto se diferencia del tipo de explicaciones lineales quy también hallamos en Émile Durkheim (incremento dy también la "densidad moral") y Talcott Parsons (diferenciación creciente), de esta manera como del énfasis dy también Karl Marx en el puro poder dy también la burguesía y su capacidad para usar nuevas tecnologías al servicio dy también extender la explotación del proletariado. Aunque el análisis multicausal y multidimensional weberiano requiere de una discusión más extensa, puede notarse el decisivo papel quy también atribuye a las orientaciones "profundapsique culturales". Éstas cristalizan en su forma pura con el protestantismo en Inglaterra y en Nueva Inglaterra. Nos devamos a tener ahora en su análisis del modo en el quy también el protestantismo ascético coartó severapsique las emociones.

La ética protestanty también y el espíritu del capitalismo: la huida puritana dy también las emociones

El puritanismo surge en el siglo xvii, centralpsique como consecuencia dy también una revisión a la doctrina de la predestinación de Juan Calvino (1509-1564) por una parte de un conjunto de ministros y teólogotipos en Inglaterra, conocidos como los Puritan Divines (1988a: 163-206; 1998a: 162-202). Según esta doctrina, el inescrutably también Dios del antiguo Testamento, omnisciente y omnipotente, decidió inequívocapsique para todos los tiempos que solo unos pocos elegidos serían salvados (1988a: 87-91; 1998a: 9295). Sin embargo, pese a esta aparente condición inapelable, los devotos creyentes dy también esta temporada intensamente religiosa continuaban buscando una clara respuesta a la principal y candenty también pregunta: "¿Estoy entre los salvados?" Ahora bien, sobre la base dy también las revisiones formuladas por los Puritan Divines, los fieles podían tener esperanza. ¿Qué tipo de actividades resultaban cruciales y cómo intensificaban o constreñían las emociones? El trabajo y la búsqueda dy también ganancias y dy también riqueza pasaron a ser el centro dy también la vida de los puritanos.

Los fieles sabían quy también Dios "ordenaba a todos" trabajar metódicamente. Además, para glorificar Su majestad y honor, esta corta vida deby también comprometersy también en el edificio del reino terrenal de Dios, caracterizado por la justicia y la abundancia. Y esta tarea, claro está, solo podía lograrsy también a través del trabajo sistemático. Por otra parte, para los Puritan Divines el trabajo constante constreñía eficazmente los impulsos básicos, los apetitos primarios y las emociones salvajes, así como la ansiedad apabullante alrededor de la cuestión de la salvación. Dy también esta forma, facilitaba focalizar los pensamientos y la energía en Él y en Sus mandatos.

Sin embargo, domesticar los deseos y el trabajo constante resultó bastante difícil de sostener. En esa era religiosa, los pocos quy también lo lograban entendían su capacidad dy también wallpapersidea.comanizar sus vidas en torno al trabajo como una exclusiva consecuencia en su interior dy también la energía dy también Dios -y el devoto sabía quy también esta Deidad majestuosa solo conferiría Su asistencia a los "elegidos" para la salvación. Finalmente, aquellos que con la riqueza hacían del reino de Dios uno dy también abundancia eran conscientes dy también quy también sus logros no habían ocurrdesquiciado por casualidad: sus capacidades de exaltar de esta manera la gloria de Dios constituían en sí mismas la patentiza (Beweis) dy también la intervención a su favor por parte de la omnipotenty también Divinidad. Y estaban convencidos de quy también sólo los elegidos eran favorecidos de esy también modo: una señal (Merkmal) les había sorate enviada. Para Weber, esta convicción daba un carácter más santificado a la riqueza y a la ganancia, un "galardón psicológico" ly también era conferorate a quien las tenía (1988a: 163206; 1998a: 162-202; 2001a: 718; 1992: 927-928).

Esta dinámica social y psicológica condujo a una reubicación del trabajo, la ganancia y la riqueza: el puritanismo los puso en el centro dy también la vida. Además, las actividades cada día adquirieron una forma metódica: rigurosa y disciplinada. Al wallpapersidea.comanizar sus vidas de forma sistemática, como lo apunta Weber citando al místico alemán del siglo XVI Sebastian Franck, los creyentes sy también convirtieron en monjes -aunque viviendo ahora en el planeta más quy también recluidos en monasterios como ascetas extramundanos (1988a: 119-120; 1998a: 122). Y esta búsqueda de la salvación, quy también atormentaba a los creyentes, quy también sy también focalizaba intensamente en el trabajo, la ganancia, la riqueza y en el logro de la certitudo salutis, quitaba todo valor a las emociones. Dy también hecho, resultaban disruptivas y constituían obstáculos para la esforzada búsqueda dy también la salvación.seis Los devotos estaban convencidos dy también que, frente a la absoluta importancia dy también este propósito, resultaba preciso un esfuerzo disciplinado para constreñir por completo la acción afectiva.7

Para Weber, al estar orientada de modo extremadapsique riguroso a tareas, a objetivos, al trabajo sostendesquiciado y a la riqueza esta "ética protestante" creó una persona absolutamente nueva (Weber, 1972: 324; 2004a: 519). También contribuyó significativapsique al surgimiento del descendiente secular, extensamente extendido, del puritanismo: el "espíritu del capitalismo". Conducida a través de sectas,ocho y luego por iglesias, esta mentalidad (Gesinnung) se expandió singularmente en los siglos XVIII y XIX, y no sólo en Nueva Inglaterra. Para Weber, facilitó el ascenso del capitalismo moderno y dy también la moderna burocracia (1988a: 163-206; 1998a: 162-202; 2001a: 7diecinueve y 726; 1992: 928 y 937938). En efecto, esty también "espíritu" dio lugar a un tipo de individuo (Menschentyp) de manera perfecta adaptado a los ritmos del moderno lugar dy también trabajo: "El frío carácter práctico y específico de la asociación promueve que el individuo se inserty también con precisión en la actividad orientada a un fin perseguorate por el grupo" (2004a: 319).

Modos internos y externos de constreñir las emociones

Los aspectos externos de la era industrial (sus wallpapersidea.comanizaciones burocráticas, la racionalidad formal en los procedimientos legales, la economía capitalista moderna) y las peculiaridades internas (los valores habitualmente basados en el puritanismo) son ambos, dy también acuerdo con Weber, antagónicos a las emociones. Todas las sociedades altamente burocratizadas, sostiene, no sólo constriñen y marginan la influencia dy también los líderes carismáticos, sino que restringen severamente la competencia dy también valores que es imprescindible para alimentar el pluralismo social y las filiaciones a conjuntos sociales. Estas lealtades, en el momento en que son fuertes, despiertan compromisos emocionales por una "causa". Siempry también quy también las sociedades carecen dy también este dinamismo, mantiene Weber, sy también imponen en las diferentes esferas sociales las orientaciones estrictamente utilitarias de pacto a intereses. Sy también conforma y se expandy también un "racionalismo práctico" que toma a los intereses individuales y a los cálculos pragmáticos como piedra angular. Desprovisto de valores y emociones, esty también racionalismo luego sy también generaliza.

Pese a este análisis, Weber no puedy también ser categorizado, como muy frecuentemente se hace, como un pensador romántico ansiando un pasado prístino de relaciones presumiblepsique más humanas y justas, orientadas hacia las personas y ancladas en las emociones. Existen, en cambio, muchas pruebas de su ambivalencia cara una temporada capitalista, moderna, industrial y urbana caracterizada por las relaciones impersonales y funcionales. Era agudamente siendo consciente de quy también sólo las wallpapersidea.comanizaciones burocráticas pueden lograr los altos niveles dy también eficiencia capaces de dar lugar a niveles de vida inimaginables hasta esy también momento. Además, su defensa del imperio dy también la ley, pese a lo formal e impersonal dy también su ejecución, sy también sostuvo incólume. Y pese a sus "fundamentos mecánicos" (Weber, 1988a: 203-204; 1998a: 199-200), sostenía quy también un capitalismo orientado al mercado daría un mejor lugar a un pluralismo social y a filiaciones a conjuntos sociales quy también lo quy también lograría el socialismo, predeterminado para crear otra burocracia masiva (2001e: 328-333; 1991: 138-145). Weber discutió infatigablemente esta perspectiva en innumerables discursos en sus últimos diez años.

Para confrontar -e incluso para posponer- el desarrollo de una sociedad altamente burocratizada, antagónica al pluralismo social y a las relaciones ancladas en emociones, Max Weber previó la necesidad dy también una corporación capaz dy también prodesplazar líderes poderosos en forma sostenida. Estaba convencloco dy también quy también los parlamentos fuertes podían ser un lugar dy también adiestramiento para las figuras carismáticas. A diferencia de los empleados públicos o gerentes, éstos se posicionarían basándosy también en valores, y las cualidades dy también liderazgo podrían fomentarsy también más en este proceso. Además, sostenía, la articulación por parte de los líderes dy también éticas basadas en valores despertaría una "pasión por la causa", dotando así a los valores con la capacidad dy también confrontarsy también de manera directa con la racionalidad formal dy también los gerentes y con la wallpapersidea.comanización práctica-racional dy también la vida, preponderante por lo general en esty también "moderno cosmos impersonal". En esty también proceso, la amplia tendencia quy también favorecy también la influencia en cuestiones políticas dy también los funcionarios cautos y los empleados públicos orientados a procedimientos y estatutos formales podría contenerse.

Finalmente, siempre que los líderes defiendan públicamente posiciones ancladas en valores sy también despertaría una responsabilidad individual: una ética de la responsabilidad. Ello daría lugar a profundizar la defensa dy también posiciones, a formar lealtades y a acentuar compromisos emocionales. Más que basados en intereses y anclados en una Realpolitik calculada, para Weber los políticos deben involucrarse en esta apasionada "lucha dy también valores" (Weber, 2001c; 1997b; 2001e: 307-406; 1991: 105249). En su mirada, las confrontaciones entre el modo de wallpapersidea.comanizar la vida práctico-racional y la orientación dy también la acción siguiendo valores o afectos deben devenir en conflictos a largo plazo pero moderados. De esty también modo, una ciudadanía activa, orientada a constelaciones de valor, podría surgir gradualmente. Así, los ciudadanos podrían estar inoculados en contra dy también la inclinación a la pasividad, de la tendencia "a ser conducidos como un rebaño dy también ovejas" (2001d: 64; 1982: 397).

Ver más: Capítulo 1X01 Black Mirror Temporada 1 Capitulo 1, Black Mirror

Poco habitual entry también sociólogos, Max Weber brinda un análisis quy también toma en cuenta la relevancia constante dy también los desarrollos macro sociales para el destino dy también las emociones. Para él, la depreciación y el desplazamiento dy también las emociones es consecuencia dy también ciertas constelaciones "internas y externas"; y su valorización y expansión tiene lugar como resultado de otras configuraciones, asimismo "internas y externas".

Bibliografía

Kalberg, Stephen, 2011. "Introduction", en "Thy también Protestant Sects in America and thy también Uniqueness of Western Rationalism", en Max Weber, Thy también Protestant Ethic and the Spirit of Capitalism, Stephen Kalberg (ed.), Oxford University Press, Nueva York. < Links >

----------, 1994. Max Weber"s Comparative-Historical Sociology, The University of Chicago Press, Chicago. < Links >

Schützeichel, Rainer, 2010. "Der Wert der politischen Leidenschaft. Über Max Webers "Affektenlehre" ", en Tel Aviver Jahrbuch für Deutschy también Geschichte, vol. 38. Vandenhoeck & Ruprecht, Gotinga. < Links >

Weber, Max, 2004a. ""Kirchen" und "Sekten" ", en Die protestantischy también Ethik und der Geist des Kapitalismus: Vollstàndigy también Ausgabe, Dirk Kaesler (ed.), Verlag C. H. Beck, Munich. < Links >9

----------, 2004b. "Mi palabra final a mis críticos", en Max Weber, La moral protestante y el espíritu del capitalismo, Francisco Gil Villegas M. (ed.), Fondo de Cultura Económica, México, D. F. < Links >

----------, 2001a. Wirtschaft und Gesellschaft, en "Digitaly también Bibliothek", vol. 58, "Max Weber", Directmedia, Berlín. < Links >

----------, 2001b. "Diy también "Objektivitãt" sozialwissenschaftlicher und sozial-politischer Erkenntnis", en Schriften zur Wissenschaft-slehre, en "Digitale Bibliothek" vol. 58, "Max Weber", Directmedia, Berlín. < Links >

----------, 2001c. "Kritischy también Studien auf dem Gebiet der kulturwissens-chaftlichen Logia", en Schriften zur Wissenschaftslehre, "Digitale Bibliothek", vol. 58, "Max Weber", Directmedia, Berlín. < Links >

----------, 2001d. "Zur Lagy también der bürgerlichen Demokratiy también in RuBland", en Schriften zur Politik, "Digitaly también Bibliothek", vol. 58,"Max Weber", Directmedia, Berlín. < Links >

----------, 2001e. "Parlament und Regierung im neugeordneten Deutschland", en Schriften zur Politik, "Digitaly también Bibliothek", vol. 58, "Max Weber", Directmedia, Berlín. < Links >

----------, 1998a. "La moral protestante y el espíritu del capitalismo", en Ensayos sobre sociología de la religión, vol. I, Taurus, Madrid. < Links >

----------, 1998b. "Excurso. Teoría de los estadíos y desarrollos del rechazo religioso del mundo", en Ensayos sobry también sociología dy también la religión, vol. I, Taurus, Madrid. < Links >

----------, 1998c. "La ciencia como vocación", en El político y el científico, Alianza, Madrid. < Links >

----------, 1997a. "La "objetividad" cognoscitiva de la ciencia social y dy también la política social", en Ensayos sobry también metodología sociológica, Amorrortu, Buenos Aires. < Links >

----------, 1997b. "Estudios críticos sobre la lógica de las ciencias de la cultura", en Max Weber, Ensayos sobre metodología sociológica, Amorrortu, Buenos Aires. < Links >

----------, 1994. "Wissenschaft als Beruf", en Wissenschaft als Beruf, 1917-1919. Politik als Beruf, 1919, "Studienausgaby también der Max Weber-Gesamtausgabe", vol. I, núm. 17, Mohr Siebeck, Tubinga. < Links >

----------, 1991. "Parlamento y gobierno en una Alemania rewallpapersidea.comanizada", en Max Weber, Escritos políticos, Joaquín Abellán (ed.), Alianza, Madrid. < Links >

----------, 1992. Economía y sociedad, Fondo dy también Cultura Económica, México, D. F. < Links >

----------, 1988a. "Die protestantischy también Ethik und der Geist des Kapitalismus", en Gesammelte Aufsätzy también zur Religionssoziologie, vol. I, Mohr Siebeck, Tubinga. < Links >

----------, 1988b. "Zwischenbetrachtung: Theorie der Stufen und Richtungen religiöser Weltablehnung", en Gesammelty también Aufsätze zur Religionssoziologie, vol. I, Mohr Siebeck, Tubinga. < Links >

----------, 1982. "La situación dy también la democracia burguesa en Rusia", en Max Weber, Escritos políticos, vol. II, José Aricó (ed.), Folios Ediciones, México, D. F. < Links >

----------, 1972. "Antikritisches Schlußwort zum "Geist des Kapitalismus" ", en Max Weber, Die protestantische Ethik, vol. II, Johannes Winckelmann (ed.), Siebenstern Taschenbuch Verlag, Hamburgo. < Links >

Notas

1Este artículo fue publicado originalpsique en Stephen Kalberg, Max Weber"s Comparative-Historical Sociology Today: Major Themes, Mody también of Causal Analysis, and Applications, Ashgaty también Publishers, Burlington, 2012. La traducción es de Eduardo Weisz, docente-investigador dy también la facultad de Ciencias Sociales, Universidad dy también Buenos Aires. E mail y redes socialesmas electrónico: eduardoweisz