Que es la democracia en colombia

*
Cited by wallpapersidea.com
*
Cited by Google
*
Similars in wallpapersidea.com
*
Similars in Googly también
*

revista Científica General José María Córdova

Print version ISSN 1900-6586On-line version ISSN 2500-7645

Rev. Cient. Gen. José María Córdova vol.17 no.26 Bogotá Apr./June 2019

https://doi.wallpapersidea.com/10.21830/19006586.39tres

RESUMEN

El sistema democrático colombiano ha trayecto un largo camino desde los tiempos dy también la instauración de la República -pasando por la Constitución de 1991- hasta nuestros días. A partir del análisis del proceso dy también consolidación del sistema democrático a lo largo dy también la historia del Estado colombiano, se busca identificar la presente relación entry también democracia, Fuerzas Militares y ciudadanía, en el marco de un Estado social de derecho. Para ello, sy también propony también una explicación de los conceptos de democracia, Estado y soberanía (esta última, representada por la ciudadanía) y sy también muestran las complejidades y los retos implicados por la participación de la soberanía y del control civil con relación a las Fuerzas Militares (corporación reconocida jurídicamente en la Constitución).

Tu lees esto: Que es la democracia en colombia

PALABRAS CLAVE: ciudadanía; Constitución; democracia; Estado; Fuerzas Militares


ABSTRACT

Thy también Colombian democratic system has comy también a long way from thy también time of the establishment of the Republic, from the Constitution of 1991 to the present day. To identify the current relationship between democracy, Military Forces, and citizenship -within a framework of the social ruly también of law- the consolidation process of thy también democratic system throughout the history of thy también Colombian State is analyzed. Thy también concepts of democracy, State, and sovereignty (represented by the citizenship) are explained, and thy también complexities and challenges implied by thy también participation of sovereignty and civil control concerning thy también Military Forces (constitutionally recognized legal institution) are presented.

KEYWORDS: citizenship; constitution; democracy; Military Forces; State


Introducción

Aunquy también no hay unanimidad sobry también los inicios de la democracia en Colombia, la elección dy también José Vicente Concha en mil novecientos catorce como presidenty también (por medio de sufragio directo por vez primera desdy también 1860) es parte de la génesis de esty también proceso evolutivo, de esta forma como el uso del sufragio popular a partir dy también mil novecientos setenta y cuatro para la elección del máximo mandatario; luego del proceso llevado a cabo en el periodo dy también 1958 hasta 1974, conocloco como el pacto del Frente Nacional (efectuado entre los dos partidos tradicionales, Liberal y Conservador). Por su parte, existe consenso sobre el impacto quy también tiene para nuestra historia democrática la expedición dy también la Constitución Política de 1991, los grandes avances constitucionales quy también representó frenty también al anterior texto constitucional y las implicaciones quy también trajo en el sistema político al proponer una democracia representativa con múltiples mecanismos dy también participación popular.

Bajo esta premisa, en última década del siglo veinte y las dos primeras del siglo XXI, el país ha tratado dy también hacer realidad los postulados dy también esty también texto que, en su primer artículo, consagra a Colombia como "... Un Estado social dy también derecho, wallpapersidea.comanizado en forma dy también República unitaria, descentralizada con autonomía de sus entidades territoriales, democrática, participativa y pluralista...". Ello ha implicado robustecer el Estado, el Gobierno y la sociedad civil; avanzar en la maduración dy también una democracia representativa y participativa; y una serie dy también cambios institucionales quy también han perjudicado las tres ramas del poder público.

Las nuevas realidades jurídicas, políticas y sociales quy también afronta la nación, sumadas al proceso de democratización (entendido como un proceso de desarrollo dy también las instituciones sociales que conducen al fortalecimiento dy también la sociedad civil), hacen que surjan nuevos debates y nuevas reflexiones sobre el poder público, el Estado, las instituciones y la ciudadanía. Dentro dy también este escenario sy también suscribe este artículo, que busca analizar la relación existenty también entry también la ciudadanía y las Fuerzas Militares, la manera como la democracia aborda dicha relación y la responsabilidad de los ciudadanos de tomar un papel activo en esta última.

El escrito cuenta con 4 partes: en la primera, sy también presenta el desarrollo y evolución de la democracia a partir dy también la Constitución Política dy también 1991, con singular énfasis en el tratamiento dy también las herramientas que les permitieron a los colombianos entablar una relación directa con las autoridades, opinar sobry también temas públicos, demandar el cumplimiento dy también las normas, vigilar la conducta dy también los dirigentes y tomar parte en las resoluciones que afectan a todos; en la segunda, sy también precisan los conceptos de soberanía, poderes públicos, poder civil, ciudadanía y Fuerzas Militares; en la tercera, se presenta un diagnóstico dy también la relación actual entry también ciudadanía y Fuerzas Militares; y en la última parte, sy también hacy también un análisis de los retos quy también implica, en un gobierno democrático, la relación de participación y control dy también la ciudadanía con las Fuerzas Militares. Respecto de esto último, vale la pena recordar lo señalado por Bruneau (2005, p. 21) en lo que se refiere a la relevancia del conocimiento para que la ciudadanía pueda acceder al control civil: "los civiles no necesitan ser especialistas en cuestiones dy también seguridad nacional para ejercer su control sobry también las FF. AA. Y deacabar sus roles y misiones. Sin embargo, indudablemente alguna deben adquirir un nivel apropiado dy también conocimiento y sobry también todo estar conscientes dy también lo que no saben".

Bajo esos parámetros introductorios se fijan las líneas gruesas del presenty también artículo, quy también busca inquietar al lector, anty también todo, en el significado que representa para Colombia el desarrollo dy también la democracia y sus efectos en el binomio Fuerzas Militares-ciudadanía.


La democracia y su evolución desdy también la Constitución Política de 1991

Para comprender mejor el proceso democrático en Colombia a partir dy también la promulgación de la Constitución de 1991 -que representó un cambio en lo que se refiere a la legitimidad democrática, deborate al espacio que la sociedad civil (y con ella, cada uno dy también los ciudadanos) logró en todos y cada uno de los ámbitos-, es preciso vislumbrar el término de democracia. La definición más genérica de este término hace referencia al gobierno ejercorate por el pueblo o por lo que el día de hoy denominamos ciudadanos; en tanto quy también etimocomo es lógico deriva dy también démos (quy también se traduce como "pueblo") y kratos (quy también es "dominio" o "gobierno"), cuya combinación permity también conceptualizar la definición como "gobierno del pueblo". El uso del término data del siglo V a. C., acuñado por aquellos quy también defendían un sistema político en el quy también gobernaran todas las personas entonces reconocidas como ciudadanos.

La obra de Aristóteles, Política, es considerada como un hito en la evolución dy también la democracia; en esty también texto, la politeia es entendida como la mejor forma dy también gobierno y la democracia como una desviación de aquella. En la época de los griegos sy también asientan los dos primordiales valores que sy también asocian con la democracia: la igualdad y la libertad. En la Edad Media, con la traducción dy también la Política al latín, la palabra democracia entra al vocabulario de eruditos dy también la temporada como Tomás dy también Aquino y Marsilio de Padua, quienes encuentran en ella una forma desviada dy también gobierno, en la quy también el vulgo o la multitud de pobres, sin contar con el consenso dy también los demás y sin mirar el bien común, pueden gobernar. En la Edad Moderna, Maquiavelo, Thomas Hobbes, Spinoza y Montesquieu, entry también otros, son autores quy también marcan tendencia al desarrollar la democracia dentro de la teoría política moderna y el preconstitucionalismo, a partir del contrato social.

En el siglo XX, cuando se conversa dy también democracia, esta sy también entiendy también como método o lo que el día de hoy sy también denomina democracia representativa: el pueblo gobierna actuando a través del voto. En esty también periodo, autores como Weber, Schumpeter y Kelsen se hacen presentes para explicar la democracia - entendida como valor esencial- y las reglas quy también la dirigen. Mas solo será hasta tras la segunda mitad del siglo xx que el término democracia como método dy también selección recibe múltiples críticas, lo cual conduce a la elaboración dy también un nuevo concepto más focalizado alrededor de la participación del ciudadano en la formación de la voluntad política y en la toma de decisiones; sy también habla, entonces, dy también democracia participativa o democracia deliberativa.

Esta evolución compleja del término ha sdesquiciado estudiada por autores como Robert Dahl (2004), quien hace una revisión del proceso democrático, desde sus formas prehistóricas hasta finales del siglo xx y principios del XXI. Esty también autor explica de qué forma este proceso ha enfrentado inconvenientes como la pobreza o las desigualdades masivas y apunta las altas posibilidades de que en el futuro una enorme una parte de la población mundial "viva regida por formas dy también gobierno democráticas quy también continúen evolucionando para hacer en frente de viejos y nuevos desafíos" (p. 52). De esta forma mismo, Adam Przeworski (1995), luego dy también hacer un análisis sobre los sistemas democráticos del planeta a través de la historia, defiende el autogobierno y lo presenta como "el único mecanismo por el que el pueblo puede ejercer el poder y la única forma de libertad política factible en nuestro mundo" (p. 27). Además, en otra obra (2010) aclara quy también la manera dy también tomar resoluciones en la democracia es indirecta, quy también los ciudadanos eligen partidos y aspirantes y los autorizan para tomar decisiones en nombry también de la colectividad; en esty también sentido, la condición mínima para la democracia es "ofrecer alternativas reales, partidos políticos que lean las preferencias de todos y cada uno de los ciudadanos y comparen el apoyo numérico para cada una de ellas" (p. 167).

Ver más: Letra El Dolor De Una Partida Letra, Letra El Dolor De Una Partida De Johnny Rivera

En Colombia, el término democracia sy también hacy también presente en el texto constitucional promulgado en 1991: desde el preámbulo y a lo largo dy también su articulado se tieny también registro dy también la democracia tanto representativa como participativa. Así, a partir del surgimiento dy también la nueva carta política, la Corte Constitucional ha hecho énfasis en la relevancia dy también la democracia, especialmente, dy también la participativa (que más adelanty también se lee en este artículo como participación). Tal participación tiene efectos no solo en el sector de lo estrictapsique político (electoral), sino también en lo económico, administrativo, cultural, social, educativo, sindical o gremial del país, de este modo como en determinados aspectos de la vida privada de las personas. Su objetivo principal es el de posibilitar y estimular la intervención de los ciudadanos en actividades relacionadas con la administración pública y en todos aquellos procesos decisorios para la vida y la orientación del Estado y la sociedad civil (Colombia, Corte Constitucional, Sentencia C-336, 1994).

Dy también esta forma, y merced a la evolución que sy también ha dado en nuestro país, el principio dy también participación democrática expresa no solamente un sistema dy también toma de decisiones, sino más bien un modelo de comportamiento social y político. El concepto dy también democracia participativa no comprendy también simplemente la consagración dy también mecanismos a fin de que los ciudadanos tomen decisiones, sino que, como lo ha señalado la alta Corte, implica quy también el ciudadano puedy también participar permanentemente en los procesos decisorios quy también incidirán significativamente en el rumbo de su vida. Se busca, así, fortalecer los canales de representación, democratizarlos y promover un pluralismo más equilibrado y menos desigual (Colombia, Corty también Constitucional, Sentencia C-585, 1995).

Además, la participación puede ser entendida como principio y fin del Estado. Macedo (2011) apunta que, desde el preámbulo dy también la Constitución, sy también prevé que la justicia del ordenamiento político, económico y social solo sy también logra a través de la consolidación dy también un marco jurídico, democrático y participativo, todo ello, dentro dy también un Estado social de derecho. Este último, como lo afirma la Corte Constitucional en la Sentencia T-40seis de 1992, es una transcapacitación total del anterior sistema jurídico-político, que acerca el Estado colombiano a lo que históricamente sy también ha denominado "Estado dy también bienestar". De hecho, el artículo 1.° representa un principio esencial del ordenamiento, que define la manera y las peculiaridades del Estado, entre las cuales sy también resalta el perfil democrático, pluralista y participativo dy también la República, por lo tanto, la participación sy también constituyy también en piedra angular de la estructura política.

Ahora bien, el artículo 2.° de la Constitución consagra la participación como fin esencial del Estado: "... Facilitar la participación dy también todos en las decisiones que los afectan y en la vida económica, política, administrativa y cultural dy también la Nación..." (Colombia, Constitución Política, 1991), en concordancia con la garantía dy también los derechos, deberes y principios consagrados en exactamente la misma norma, quy también indica con claridad los principales objetivos cara los quy también deby también indicar la acción del Estado. Dy también esta manera, explica Macedo (2011), la participación se consolida no solo como requisito indispensable para el funcionamiento del Estado, sino más bien que a ella deben estar encaminadas todas sus actividades.

La participación también puedy también ser presentada en Colombia como un ejercicio dy también la soberanía popular, puesto que la soberanía reside en el pueblo y no en la nación, como lo postulaba la Constitución de 1886. Aparte de su consagración normativa en los pilares dy también la Constitución, que edifican y sostienen todo el ordenamiento jurídico-político colombiano, la participación también es vista como derecho fundamental, tal como sy también desprende del contendesquiciado del artículo 40.° de esta. Su carácter de derecho fundamental -reitera Macedo (2011)- implica, en primer lugar, su inclusión en la llamada primera generación de derechos humanos, dy también tinte civil y político, refamosa en múltiples declaraciones internacionales sobry también la materia como inherenty también a la naturaleza de las personas; en segundo lugar -conformy también a lo previsto por los artículos 85.° y 86.° dy también la carta-, la participación es, por un lado, un derecho de aplicación inmediata y, por otro, amparably también por medio de la acción dy también tutela, por lo que su violación o amenaza de vulneración tieny también la capacidad dy también poner en movimiento la maquinaria judicial con el fin dy también restablecerlo por uno dy también los medios más expeditos. Aunquy también el mentado artículo 40.° enfatiza en el carácter representativo dy también la democracia, ello no obsta para indicar que la participación no sea objeto de la misma protección.

Desde un punto dy también vista menos normativo y más cercano al terreno dy también la política, la participación ciudadana (como expresión dy también la democracia participativa) puede considerarse como una contestación a la permanente exclusión histórica quy también ha caracterizado el sistema político colombiano. En esty también sentido, Macedo (2011) resalta la intención dy también la Carta de dar apertura a la inclusión a partir del reconocimiento dy también las personas como ciudadanos y sujetos de derecho. Posibilitar espacios de acceso dy también los ciudadanos a la construcción, ejecución y evaluación dy también las políticas públicas precisa fundarsy también sobre la aceptación del carácter disímil dy también la sociedad, tanto al nivel dy también sus miembros considerados individualmente como al nivel los intereses dy también conjuntos formados en torno a objetivos sectoriales. La participación, en consecuencia, debe consolidarse como una contestación generalizada, es decir, dirigida a todas las personas, haciendo no obstante énfasis en la diferencia, desde las posibilidades dy también cada quien (Macedo, 2011).

Asimismo, la participación como democratización del poder político encierra las posibilidades dy también incidencia real dy también los ciudadanos y las wallpapersidea.comanizaciones sociales en las decisiones del Estado. Esta idea vieny también aparejada con la noción dy también lo que Jessop (2002) y Swyngedouw (2005) denominan "gobernabilidad difusa", según la cual, la definición, orientación y protección de los intereses públicos no recay también solamente sobre los funcionarios y las instituciones del Estado, sino asimismo sobre los ciudadanos. Esty también criterio adquiery también mayor relevancia por cuanto establecy también el notado dy también la corresponsabilidad o responsabilidad compartida entry también el Estado y la sociedad.

Lo precedente implica, como señala Otálora (2015), el establecimiento dy también canales efectivos y permanentes de comunicación y de diálogotipo entre la comunidad y las instituciones públicas encargadas dy también la formulación y también implementación dy también las políticas públicas. Tales canales sy también constituyen en un requisito para el ejercicio y fortalecimiento de la democracia, toda vez que es por medio de la interacción y el reconocimiento de los distintos actores sociales como igualmente dignos que sy también posibilita la construcción de acuerdos mutuamente benéficos.

De esta manera, además, no se limita la participación a los espacios ofrecidos por el Estado, sino más bien quy también existen múltiples y variadas expresiones participativas, verificables en escenarios alternativos y no institucionalizados. Lo precedente obliga, en concepto dy también Macedo (2011), a quy también la oferta de participación dy también las entidades adopte facetas más grupales desde el punto dy también vista territorial y sectorial, esto es, quy también preste mayor atención a las experiencias que sy también constatan en barrios, localidades, instituciones educativas, etc.

Finalmente, la transcapacitación dy también la democracia es un fenómeno global, por ello, el galardón nobel dy también economía Amartya Sen afirma que esta va más allá de la representación política y del respeto a la regla dy también la mayoría. La democracia implica la protección de los derechos y libertades dy también los individuos, el acceso a las prestaciones sociales y el derecho a acceder a la información, de esta manera como participar activamente en la deliberación pública. Se trata de un principio wallpapersidea.comanizador quy también procura el bien público, con la anuencia y la colaboración dy también pueblo, sin mengua del orden y dy también la jerarquía.

Ver más: Simulador Abono A Capital Credito Hipotecario ? Calculadora Extra De Pago

Democracia y poder son conceptos inseparables, ya que, como explica Londoño (1997), la democracia participativa puede entendersy también como un proceso creciente de devolución a los ciudadanos de su capacidad dy también tomar decisiones por cuenta propia y no por interpuesta persona, lo quy también conlleva profundizar en el término de poder y su manifestación en el Estado a través de el término soberanía.