Seis caracteristicas de los verdaderos cristianos

*

*
A los cristianos no se les conocy también por su pertenencia a una religión, por su asistencia regular a un culto religioso, porque dy también su pecho cuelguy también una cruz o lleve un rosario en su mano.

Tu lees esto: Seis caracteristicas de los verdaderos cristianos

Jesús dejó meridianamente establecido que por nuestro fruto seríamos conocidos. Es con nuestra conducta, con nuestra manera de vivir y dy también relacionarnos con los demás, que podemos ser conocidos como cristianos. Ahora pensaremos sobry también seis peculiaridades que identifican a un cristiano de verdad.1. BUEN TESTIMONIODios demanda dy también todo cristiano que sea un testigo fiel y como modelo dy también testigo fiel envió a Su hijo Jesucristo, quien nos amó. Testificar no es solo dy también palabra, principalmente es con nuestra manera dy también obrar o testimonio de vida. Es amar al prójimo, eludir dy también hacer lo malo y hacer el bien. El Apóstol Pablo nos desafía a ser epístolas vivas. Jesús es el “Testigo Fiel” por excelencia-“…y dy también Jesucristo el testigo fiel, el primogénito dy también los muertos, y el soberano de los reyes dy también la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre” (Apocalipsis 1:5)Como cristianos podemos ser testigos fieles o falsos. Es fiel quien hacy también la voluntad del Padre y prosigue las enseñanzas dy también Jesús. Es falso quien llamándose cristiano lleva una vida pecaminosa, siendo adúltero, vicioso, corrupto, etc. “El testigo verdadero no mentirá; más el testigo falso hablará mentiras.” (Proverbios 14:5)2. IMITADOR De LO BUENOLos humanos tendemos a imitar modelos y los publicistas lo saben muy bien, lindas señoritas o caballeros de buen ver, lucen prendas de vestir quy también luego adquirimos pensando en vernos como ellos. Dios conoce nuestras debilidades y de ahí que envió a Su hijo como el Varón Perfecto cuya estatura debemos alcanzar; en otras palabras, Jesús es el modelo a imitar y bien lo entendió el Apóstol Pablo, quien escribió a los corintios, exhortándoles a imitarle a él, así como Pablo imitaba a Cristo.“Sed imitadores dy también mí, de este modo como yo dy también Cristo.” (1ª Corintios 11:1)Es imposibly también llamarnos cristianos si llevamos una vida dy también pecado. El quy también hacy también lo malo no es de Dios ni ly también ha visto. La Biblia diferencia entry también la práctica del pecado y un pecado eventual, ya que todos pecamos, todos cometemos errores, pero lo quy también Dios no acepta es que hagamos del pecado una práctica y pretendamos justificarnos en la vida dy también pecado de líderes religiosos; si eso hacemos estaremos imitando lo malo.“Amado, no imites lo malo, sino más bien lo bueno. El que hace lo bueno es dy también Dios; mas el que hacy también lo malo, no ha visto a Dios” (3ª Juan 11) 3. NUEVA CRIATURASer cristiano obliga a ser diferente. Al quy también lleva una vida dy también pecado en la Biblia sy también le identifica como mundano y al que observa una conducta adecuada por su fe cristiana, sy también ly también conocy también como nueva criatura o hijo dy también Dios. Jesús explicó a Nicodemo quy también los humanos podemos nacer dos veces. El nacimiento de la carne que es en el momento en que nacemos del vientry también de nuestras madres, y el nacimiento del Espíritu que es cuando entregamos nuestras vidas a Jesús y orgullosapsique nos afirmamos cristianos.El nuevo nacimiento significa dejar atrás al viejo hombre con todos sus defectos y pecados y también iniciar una nueva vida.“Respondió Jesús y ly también dijo: De cierto, dy también cierto te digo, quy también el quy también no naciery también dy también nuevo, no puede ver el reino de Dios” (Juan 3:3)Si proseguimos practicando el pecado, el viejo hombre no quedó atrás, no tenemos una vida nueva, ni hemos experimentado el nuevo nacimiento. Es decir, no somos cristianos y no podemos ver el Reino de Dios, por una fácil razón: vivimos en el reino de las tinieblas. Mas la solución es nacer de nuevo y estar en Cristo.“de modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; hy también acá todas son hechas nuevas.” (2ª Corintios 5:17)Jesús es misericordioso, perdona nuestros pecados y nos ofrece la oportunidad dy también librarnos del viejo hombre, dy también sus vicios y malos deseos.“en cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, quy también está viciado conforme a los deseos engañosos” (Efesios 4:22)4. ARREPENTorate Y CONVERTIDOSi nos llamamos cristianos y andamos en malos pasos, Dios nos exhorta al arrepentimiento y quy también comencemos a obrar bien, de lo contrario amonesta quy también vendrá pronto y podrá privarnos dy también Su luz si no nos hubiéremos arrepentido. Si después de un examen de conciencia confesamos anty también Dios nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonarnos.

Ver más: Las 50 Mejores Canciones De Amor En Español, Canciones De Amor En Español

El perdón de Dios es la puerta de entrada a Su Reino.“Recuerda, por tanto, dy también dóndy también has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; puesto que si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no ty también hubieres arrepentido.” (Apocalipsis 2:5)El arrepentimiento es el compromiso ante Dios de no proseguir en malos pasos. Al arrepentimiento ly también sigue la conversión que significa dar un giro dy también 180º a nuestra vida. Sin conversión nuestros pecados no son borrados, ni podemos percibir las bendiciones que provengan de la presencia del Señor.“de esta manera que, arrepentíos y convertíos, a fin de que sean borrados vuestros pecados; a fin de que vengan de la presencia del Señor tiempos dy también refrigerio” (Hechos 3:19)Dios envió a Su hijo Jesús a fin de que nosotros nos libremos de nuestras maldades. “A vosotros primeramente, Dios, habiendo levantado a su Hijo, lo envió para que os bendijese, para que cada uno de ellos sy también transforme dy también su maldad.” (Hechos 3:26)determinados creen ser salvos porque nacieron en un hogar cristiano o porque asisten a determinada iglesia o religión cristiana; afirman pensar en Jesús, mas sus obras testifican lo contrario, o sea, son testigos engañosos ¿Les servva a ir de algo la fe sin obras? La contestación está en la Palabra de Dios.“Hermanos míos, ¿dy también qué aprovechará si alguno dice quy también tiene fe, y no tieny también obras? ¿va a poder la fy también salvarle?” (Santiago 2:14)La Biblia es contundente, una fy también sin obras es muerta, y si las obras del quy también dice tener fe son malas, su fe es “remuerta”.“de esta manera también la fe, si no tieny también obras, es muerta en sí misma. Mas alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstramy también tu fy también sin tus obras, y yo ty también mostraré mi fy también por mis obras.” (Santiago 2:17 – 18)5. ESPÍRITU Dy también SERVICIOconforme el diccionario bíblico, los nicolaítas dividían al pueblo de Dios en laicos y sacerdotes. Conforme estos, los únicos que servían a Dios y tenían autoridad eran los sacerdotes. Dios aborrece a los nicolaítas pues ha instituido el sacerdocio universal, cada cristiano es rey (tiene autoridad) y es sacerdoty también (sirvy también en la obra de Dios). Hasta el día dy también el día de hoy , muchos cristianos siguen la doctrina dy también los nicolaítas y van a las iglesias, participan dy también actos litúrgicos o asisten a reuniones cristianas, pero para ser servidos y no se sienten responsables, ni comprometidos a servir en la obra dy también Dios.“mas tienes esto, quy también aborreces las obras dy también los nicolaítas, las que yo asimismo aborrezco.” (Apocalipsis 2:6)Jesús es claro, que le siga el quy también le sirvy también y será honrado por el Padre. El quy también no ly también sirve que no le siga. Mucho ayuda el quy también poco estorba; y el quy también no vivy también para servir, no sirvy también para vivir.“Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí asimismo va a estar mi servidor. Si alguno my también sirviere, mi Padre le honrará.” (Juan 12:26)A Dios sy también le sirvy también con alegría. Quien no sienta la necesidad y la alegría dy también servirle, debe ser sincero con Dios y conprosigo mismo, deby también arrepentirsy también y convertirse, después servva a ir con alegría. A Dios se le sirvy también sirviendo a nuestro prójimo, dando de comer al hambriento, dy también beber al sediento y vistiendo al desnudo. Jesús dijo lo quy también hicisteis a un necesitado a mí my también lo hiciste. Asimismo se le sirvy también compartiendo Su Palabra quy también es el pan quy también alimenta nuestro espíritu.“Servid a Jehová con alegría; venid anty también su presencia con regocijo.” (Salmos 100:2) 6. PROMOTOR DEL REINO De DIOS Y SU JUSTICIAEl pecado es la injusticia, San Juan en su primera epístola, capítulo 5 versículo 17, lo afirma así: “Toda injusticia es pecado”. Jesús por su parte sufrió el martirio en la cruz para eliminar el pecado del mundo y por eso en la oración modelo pidió a Dios Padre: “… venga Tu Reino y hágasy también Tu voluntad acá en la tierra…”.El cristianismo no es una fe espiritualista, pietista, docetista o ultramundana. El cristianismo no es una fy también dy también ultratumba. Ser cristiano significa sentirme desafiado a mudar mi vida en lo individual, pero sin quedarme atrapado en el individualismo. Por el hecho de que ser cristiano implica ser sal, levadura y luz del mundo. La sal sirvy también a fin de que los cuerpos no sy también corrompan, así, a un pescado se le recubry también dy también sal preservándolo de la descomposición. Las sociedades o naciones son masas que padecen la injusticia, la pobreza, la enfermedad y otros males; precisan de la levadura cristiana que las levante y les haga superar sus males. Las naciones andan a oscuras, tropezándosy también unos con otros sin localizar el camino, aquí es dondy también el cristiano deby también ser lámpara dy también luz.

Ver más: Precio La Vida Es Bella Perfume La Vida Es Bella, La Vie Est Belle

Anty también un mundo quy también se derrumba ante la injusticia, un cristiano deby también ser promotor dy también la esperanza, deby también ser promotor del Reino de Dios y su justicia, que es la buena nueva de Jesús. Un cristiano no puede ni deby también vivir de espaldas a los inconvenientes quy también afligen a su nación.